Recuerdos de un viaje a Tana, Madagascar

Doce horas en avión hasta el hemisferio sur… y llegamos a Tana, la capital de Madagascar. Vamos varias veces al año para encontrarnos con nuestros artesanos. 


Sentimos la riqueza de las caras sonrientes de los artesanos en nuestros talleres, a pesar de que es un país en desarrollo. Estos preciosos encuentros son una fuente de inspiración y la esencia de nuestra creación.